BCAA: «road to recovery»

BCAA: «road to recovery»

Básicamente, y que los eruditos me perdonen, los músculos están formados por proteínas y éstas, por cadenas de aminoácidos. Ergo, si quieres recuperar la musculatura o protegerla contra el catabolismo que provoca el ejercicio intenso (ya sea aeróbico o anaeróbico), tu cuerpo necesita aumentar la ingesta de proteínas inmediatamente después de terminar. Las proteínas deben ser digeridas y descompuestas en aminoácidos para que estos se dirijan al músculo y reparen lo que hemos roto (siempre puedes tomar nuestra Hidrolizada, que está pre-digerida y contiene BCAA). Entonces, ¿por qué no tomar directamente aminoácidos y que se absorban en el músculo sin pasar por el hígado ni tener que esperar al proceso digestivo de las proteínas? He aquí la clave de los suplementos de BCAA (Branched-Chain Amino Acids), aminoácidos de cadena ramificada: se asimilan directa y rápidamente en el músculo. Son aminoácidos esenciales, concretamente, estos tres: valina , leucina e isoleucina (pinchad en ellos si queréis poneros muy técnicos), y no se producen en nuestro organismo, sino que tenemos que ingerirlos mediante la dieta o la suplementación. Pero ¿qué hacen por nosotros? ¿No sólo valen para el gimnasio, entonces? ¿Por qué no lo sabía yo con lo que me duelen las patas el día después de una tirada larga en bici o tengo los músculos de madera tras el crossfit? ¡Qué duda, qué zozobra!

Fuente: tiendaculturista.com

Para empezar, los BCAA aceleran la recuperación tras los entrenamientos o competiciones de fondo, ya que crean un entorno hormonal anabólico en el organismo y evitan la pérdida de masa muscular en dietas hipocalóricas (el organismo tiende a entrar en catabolismo, “rompe” la masa muscular para utilizar los aminoácidos como fuente de energía) o en personas vegetarianas y veganas, ya que al no consumir carne, pescado y huevos suele haber déficit de aminoácidos en la dieta, así que el cuerpo toma los que necesita de la masa muscular.

Los datos muestran que la suplementación con BCAAs antes y después del ejercicio tiene efectos beneficiosos disminuyendo el daño muscular inducido por el ejercicio y estimulando la síntesis de proteína muscular.

¿Qué es el ratio 8:1:1?

Con estos números regulamos la proporción entre los tres BCAA: 8 unidades de leucina por cada una de isoleucina y valina. Hay otros ratios en el mercado, 4:1:1 y 2:1:1, pero como la leucina es el elemento clave aquí, mejor cuanto más alta sea la proporción. La leucina promueve la absorción de aminoácidos por las células, tiene efecto anabólico y favorece la síntesis (construcción) proteica. Por lo tanto, como decíamos antes, los BCAAs tienen la capacidad de estimular la construcción de proteína muscular.

Además veréis que nuestro compuesto de BCAA incluye L-Glutamina, que es el aminoácido más abundante tanto en la sangre como en las células musculares. Su presencia es esencial para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario y en los procesos de regeneración y reparación musculares. Mientras los niveles de L-Glutamina sean altos en la sangre, el músculo no se degradará (anabolismo). Tras pruebas muy intensas (como un triatlón, el Tour de Francia, una sesión de crossfit o un partido de rugby) se observan caídas temporales de la actividad del sistema inmune debido a un déficit de L-Glutamina. Con lo que la suplementación con BCAAs mejora la recuperación del sistema inmune y las concentraciones de glutamina plasmática.

En resumen, nuestro BCAA 8:1:1 con L-Glutamina es el mejor aliado para tu recuperación muscular tras un esfuerzo intenso, ya sea porque practiques deportes de fondo, porque hagas un ejercicio excesivamente intenso o porque hagas deporte y tengas una dieta hipocalórica. ¡Prueba el delicioso sabor a sandía dulce y cuéntanos cómo te funciona en tus sesiones!

 

 

 

Añadir comentario

Tu dirección de email no será pública. Los campos obligatorio están marcados con *